La infuencia norteamericana cala en Euskadi

Sería mucha casualidad que dos de las cerveceras más importantes y conocidas del País Vasco tuvieran algo que ver, ¿verdad? Pues en realidad sí lo tienen y dudo mucho que sea algo casual. Si bien la mayoría de componentes, sobre todo directivos, de Basqueland Brewing Project son procedentes de Estados Unidos, la idea de sus compañeros co-provincianos, Bidassoa Basque Brewery también surge de una etapa pasada en el mismo país.

Norteamérica ha venido marcando tendencia en el mundo cervecero, sobre todo craft, en los últimos veinte años, y hoy en día siguen en cabeza en cuanto a innovación y tendencia. De Estados Unidos salieron las famosas West Coast IPAs, un estilo reinventado a partir de la IPA inglesa, y que en estos momentos, después del rotundo éxito de sus poco amargas y turbias compañeras New England IPAs, está volviendo a ser demandado. «Nos estamos cansando de tanto zumo» es una frase que se escucha decir a muchos beer geeks, aunque luego se bajen los pantalones ante una Monkish, Alchemist, Trillium o Tree House (que son muy difíciles de conseguir en España), por no hablar de este otro lado del charco, de cerveceras como Cloudwater, Stigbergets o incluso Omnipollo, con sus excéntricas creaciones.

Como se puede comprobar, la influencia americana está muy presente, y al hilo de lo que venía diciendo, estas dos cerveceras euskaldunas han nacido de esa semilla americana. Si bien lo han hecho de maneras un poco diferentes. Basqueland nace de la pasión hacia la gastronomía vasca y la necesidad de combinarla con un producto de calidad, y Bidassoa de la admiración hacia la ciencia y la microbiología. En lo que sí estamos de acuerdo es que ambas son cerveceras que han sabido aprovechar la oportunidad y el entusiasmo de sus fundadores ha sido clave.

Etiquetado , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.